Directioners :)

lunes, 20 de agosto de 2012

Un sueño por cumplir - CAPÍTULO 15


(NARRA JESSICA)

Después de echarnos unos cuantos piropos y de dar mil vueltas delante del espejo, todas nos montamos en el coche de Sofía; yo me apresuro y me monto en el asiento del copiloto de su mini azul. La conductora echa un último vistazo al papel donde está apuntada la dirección de los chicos, lo dobla y arranca el coche. Abro la guantera del coche, reviso los discos que tiene Sofía y cuando me decido por uno, lo meto en el reproductor; unos segundos más tarde “What makes you beautiful”, primera canción de “Up all night”, comienza a sonar a todo volumen y las cinco cantamos a pleno pulmón. Le sigue “Gotta be you” y así canción tras canción hasta llegar a la calle donde viven los chicos.
Sofía aparca el coche en la carretera junto a la acera, nos bajamos y vamos avanzando por la calle, observando todas las casas, hasta dar con el número de los chicos. Tocamos el timbre y nos abre Niall, que no tarda en besar a Marina apasionadamente, después la agarra por la cintura y nos invita a pasar.
-Podéis entrar, Harry está terminando de prepararse y Zayn todavía no se ha peinado así que tenemos para un rato – comenta Niall riendo.
Entramos en el enorme recibidor y Niall nos guía hasta el salón, la verdad es que está muy bien decorado. Louis y Liam están en el sofá viendo la tele y en cuanto nos ven entrar nos saludan con la mano. Angy se acerca a su chico y se sienta junto a él, pero después ella se lanza encima de Liam y se dan un largo y dulce beso. Algo parecido le pasa a Sofía con Louis, ella va a sentarse a su lado pero él le agarra fuerte de la cintura y la sienta encima suyo para besarla con pasión.
Sandra y yo nos sentamos en otro sofá más pequeño, esperando a que bajen los chicos que faltan. Unos cuantos minutos después baja Harry, no puedo evitar fijarme en que Sandra busca su mirada y lo consigue, sus miradas se cruzan por un momento y una sonrisa tímida asoma en su boca, él aparta la mirada, nos saluda a todas y le revuelve el pelo a Sofía que es la chica que más cerca está de él.
-¡ZAYN, BAJA YA! - grita Liam desde el sofá sin soltar la mano de Angy.
-¡Ya voy! - dice él mientras baja corriendo las escaleras, pero se vuelve a parar en el recibidor de la casa para mirarse en el enorme espejo que hay frente a la puerta de entrada.
Nos levantamos del sofá y salimos del salón, Liam agarra a Zayn por el brazo y salimos todos por la puerta. Ellos se meten en el coche conducido por Harry y nosotras en el mini de Sofi, los chicos van primero y nos van guiando hasta llegar a una discoteca con la puerta abarrotada de gente.
-La discoteca es de un amigo nuestro, me ha dado la llave de la puerta trasera para que podamos entrar sin que nos vea mucha gente – dice Liam al ver que todas miramos asombradas la cantidad de gente que está acumulada en la puerta.
Sin llamar la atención, cruzamos la calle y nos dirigimos a un pequeño callejón para entrar por la puerta trasera de la discoteca. Yo no puedo evitar fijarme en que es exactamente igual que los típicos escenarios de las películas y me río en mi interior. Marina y Niall van cogidos de la mano, igual que Liam y Angy; pero todos vamos charlando animadamente.
Al final del callejón hay una puerta en la que pone “Solo personal autorizado”, Liam se para frente a ella, saca una llave del bolsillo y tras darle una vuelta la cerradura cede y la puerta se abre. Avanzamos por un largo pasillo que va a dar al almacén donde está todo guardado, pasamos otra puerta y nos encontramos cara a cara con un chico altísimo y con muchos músculos, de unos veinticinco o treinta años, que sonríe al ver a los chicos.
-¡Hola! - saluda el chico vestido de negro – Ya pensaba que no ibais a venir.
-¿Y perdernos la fiesta? - pregunta Harry con una sonrisa pícara.
-¡NUNCA! - grita Louis.
-¿No me presentáis a las chicas?
-¡Claro! - dice Liam – Esta es mi novia, Angy. Esta es Sandra, Sofía, Jessica y...
-¡Marina! - le interrumpe Niall – Mi chica.
-Chicas este es James, portero e hijo del dueño.
-Encantado señoritas – dice James después de darnos dos besos en la mejilla a cada una.
Zayn se acerca al portero y comienzan a charlar sin dejar de reír mientras James nos va indicando el camino que va a dar a la pista de baile. La discoteca es bastante grande, nosotros salimos por una puerta que hay tras la barra, que ocupa toda la pared. En la pared de enfrente está la puerta de entrada principal, en una de las paredes laterales está el DJ y en la otra hay unas escaleras que suben al segundo piso. El centro de la sala es únicamente pista de baile, hay bastante gente, pero tampoco está abarrotada.
Antes de ir a bailar, subimos todos al piso de arriba; tiene una barra en una de las paredes y lo demás está lleno de mesas. No es tan grande como el piso de abajo, pero es muy agradable. Nos sentamos al fondo en una de las mesas y Harry y Niall van a la barra a pedir las bebidas. A los pocos minutos las traen y estamos un rato allí sentados.
-¡Anda, vamos a bailar! - le dice Sofía a Louis mientras se levanta y le coge de la mano, él le sigue y los dos bajan a la pista de baile.
-¿Me concede este baile, señorita Moore? - le pregunta Liam a Angy tendiéndole la mano.
-¡Si! - dice ella aceptando la invitación y bajando las escaleras lo más rápido que le permiten las sandalias de tacón.
Al final terminamos todos haciendo el tonto y bailando en la pista de baile, llevamos así un largo rato y ya hace bastante que no veo ni a Harry, ni a Sandra, ni a Zayn, ni a Louis. Solo distingo entre la multitud a Liam y a Angy bailando agarrados, a Niall y a Marina besándose y a Sofía haciendo el tonto por la pista. Los pies me están matando y me acerco a la barra a pedir algo de beber. Estoy esperando a que el camarero me atienda cuando un chico alto y fuerte se acerca a mi y me acorrala contra la pared.
-Hola, preciosa – me dice al oído, yo noto el olor a alcohol y no le respondo – Vamos a bailar, preciosa.
-No, gracias – digo intentando escabullirme, pero él se da cuenta y me acarra por las muñecas.
-¿A dónde vas, preciosa? - dice demasiado cerca de mi cara.
-No me llames preciosa y suéltame.
-No te enfades, preciosa – dice marcando más la última palabra.
-¡Suéltame imbécil! - le repito intentando soltarme, pero él es más fuerte que yo.
-¿Y si no quiero? - dice él mientras se acerca más a mi y me besa en el cuello.
-¡SUÉLTAME! - digo gritando, pero él sigue besando mi cuello.
-¡Te ha dicho que la sueltes, gilipollas! - oigo que dice alguien a su espalda.
De repente el chico suelta mis muñecas y se gira, le da un puñetazo a alguien y el otro se lo devuelve, pero con la luz intermitente de la discoteca no puedo ver con quien se pelea. La gente empieza a hacer un círculo al rededor e intentan separarlos, yo avanzo un poco y descubro quién es el que me ha salvado.
-¡ZAYN, PARA! - le grito, pero el parece que no me escucha - ¡PARA, ZAYN! - le repito más alto, él se da cuenta de que soy yo la que está gritando y viene hacia donde mi.
-¿Estás bien? - me pregunta.
-Creo que la pregunta debería de ser al revés – le digo al ver su labio hinchado – Estás sangrando, ven.
Veo a James hablando con una camarera, probablemente le esté preguntando que ha pasado hace un minuto. Agarro a Zayn del brazo y vamos hasta la barra, seguro que habrá un pequeño botiquín para curarle las heridas. James se sorprende mucho cuando ve así a Zayn, pero no hace preguntas; yo le resumo lo que ha pasado en pocas palabras y él nos indica donde está el botiquín. Vamos al pasillo por donde hemos entrado a la discoteca hace unas horas y abrimos la primera puerta a la derecha, como James nos ha dicho, el botiquín está junto a la puerta. Le digo a Zayn que se siente en una de las sillas que hay en la sala y yo voy a por el botiquín.
-No te muevas, te voy a desinfectar el labio. Igual escuece.
-¡Ay!
-Sssh, no te muevas... - le repito yo – No tenías que haberlo hecho.
-¿Lo qué? - pregunta él cuando termino de desinfectarle el labio.
-Pelearte por mi culpa.
-No voy a dejar que te hagan daño. NUNCA. Recuérdalo – me dice cogiéndome de la mano.
-Gracias, de verdad. Nunca podré agradecerte lo que has hecho por mi.
-Pues yo sé como puedes agradecérmelo – me dice con la sonrisa más pícara y preciosa que he visto nunca.
-¿Cómo?
Entonces él me agarra de la cintura y me sienta sobre sus piernas, me mira a los ojos y me aparta el pelo de la cara con suavidad sin dejar de sonreír. Un segundo más tarde nuestros labios se juntan y recibo el beso más increíble de la mejor persona que conozco.

* ¡Hola! Siento haber tardado en publicar capi, pero es que entre una cosa y otra, en vacaciones no tengo mucho tiempo para escribir. Pero de verdad que intentaré publicar el siguiente rápido (ya tengo la idea). Espero que os guste y quiero ver muchos comentarios con vuestra opinión, que para mí es muy importante lo que opináis de la fic ;) Un besazo enorme y espero que estéis pasando unas buenas vacaciones :3 *

12 comentarios:

  1. Buaaaaaah! ME ENCANTAAA(: siguiente !!

    ResponderEliminar
  2. me encanto porfa síguela creo que me enamore de tu nove por favor síguela te lo suplico

    ResponderEliminar
  3. Me encanta sube el siguiente pronto por favor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar :) Intentaré subirlo pronto ;3

      Eliminar
  4. Simplemente...¡¡ME ENCANTA, PRECIOSA ES SUPER BONITA SIGUELA!! Muchos besiitos para mi tocaya(de nombre jajaja) Marta! besitos y me encanta tu nove!! :3

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias tocaya ;) Me alegro muchísimo de que te guste! Un besito :3

    ResponderEliminar
  6. Me encanta, por supuesto :)

    ResponderEliminar
  7. Me encnactaa!! No me avisaste te olvidaste, snif, snif. jejeje bueno bff me encantaaa!! quiero saber que pasare entre esoss dos:P avisame cuando subaas porfas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joee, no te avisé? Lo siento :( Tengo bastante gente para avisar y a veces me olvido de alguíen... Me alegro de que te guste ^^ Un beso :3

      Eliminar